Libertad de expresión

El otro día en un examen me planteaban el tema «Libertad de Expresión». Me daban algunas pautas para hablar sobre este tema y se me quedó grabado el item para luego traer una reflexión al blog.

¿Existe la libertad de expresión?… Sí, pero aquí surge una nueva pregunta

¿tenemos libertad de expresión plena?… y aquí la respuesta es no y un no rotundo. La respuesta a esta pregunta viene dada porque para que haya libertad de expresión cualquiera podría expresarse libremente, sin que sus palabras pudieran ser un acto delictivo – y, es ahí, donde no se cumple ese ítem de libertad de expresión «plena»-. La libertad de expresión va ligada a unas normas, unas normas que cada país pone y va más allá, porque como decía uno de los guiones a seguir dentro del examen, no es el hecho de que la libertad de expresión venga ligada a cómo lo refleje cada país, sino que, en el caso de las redes sociales, esta libertad de expresión, viene ligada al país donde esté ubicada la sede de esa red social.

Si hablamos de Facebook por ejemplo, todo lo que un español podría decir si se adapta a las reglas de libertad de expresión de su país, podría estar infringiendo las normas de libertad de expresión de Facebook, de un país tercero, por lo cual ese comentario que hiciera ese usuario de Facebook, podría ser eliminado ya que está en contradicción con las leyes de libertad de expresión fijadas en Estados Unidos.

Entonces, ¿dónde se quedan los términos de libertad de expresión?… en un limbo diría yo.

De igual manera, si miramos hacia atrás y nos quedamos en España, el término libertad de expresión ha cambiado mucho en los últimos treinta años. Al referirnos a la movida madrileña o gallega de los años ochenta, todo lo que se cantaba o se decía en las calles, ahora podría ser considerado delito y no un delito de pagas una multa y ya está, sino que directamente vas a la cárcel.

Recuerdo lo que le costó a Barricada sacar su disco «No hay tregua» y es, precisamente porque la canción que da título al disco supone un discurso tan directo a coger un arma y matar a alguien «estás asustado, tu vida va en ello, pero alguien debe tirar del gatillo», «anónimo luchador, nunca tendrán las armas la razón, pero cuando se aprende a llorar por algo, también se aprende a defenderlo», ¿justifican la violencia estas palabras?… Si hoy hubieran sido grabadas, creo que a Barricada les hubiera costado la cárcel.

Por eso, y extraído de otros muchos comentarios y palabras, la libertad de expresión se acercaba más en aquellos años a lo que podríamos llamar libertad de expresión plena de lo que realmente es ahora, donde decir expresar lo que sientes es expresarlo de forma que no haya resquicio para que alguien se sienta ofendido.

Volviendo a Facebook, alguien decía, «es que es mi muro y yo pongo en él lo que yo quiero», no es cierto, no es tu muro, el muro es una concesión de facebook para que uno escriba ahí, y no lo que quiera sino lo que Facebook te deje escribir ya que cuando uno entra en facebook por primera vez firma un «acepto las condiciones». Creo que más o menos me he expresado lo que quería decir.

Si alguien quiere hacer un comentario, libremente, abajo podéis escribir lo que queráis, claro libremente dentro de lo que wordpress crea conveniente.

Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.