Silencio, soledad empiezan por S

Son las dos palabras que me han acompañado casi toda la vida. Soledad desde el momento que no me eligieron para ser pareja de alguien o hasta que, encontrada la mujer perfecta, después de una larga lista de «noes», no me decidí a preguntar y entonces vino ella y me dijo, ya no lo intentes, estoy con alguien.

Se llamaba Soledad.

Después conocí el amor, pero esa ya es otra historia.

Silencio… el silencio me ha acompañado más tiempo, algunas veces acompañado de esa soledad, pero es algo más profundo, tanto que escribí poemas y una obra de teatro con ese título.

Ahondaré. ¿Qué es el silencio?, o, y si miramos desde su contrario, ¿Qué es el ruido? Yo creo que encontré la respuesta, aunque aún hoy, me sigue haciendo darle vueltas a la cabeza.

Y, por si lo lee alguien que yo sé: ¡No, no habrá una segunda parte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.